jonathandavila | Marilyn + Jorge
89
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-89,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,qode_popup_menu_push_text_top,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.1,vc_responsive

Marilyn + Jorge

Marilyn + Jorge

Fotografía de bodas – Jorge y Marilyn – Los locos 
Antes de hacer una fotografía de bodas, intento imaginar cómo son las personalidades de los novios después de que me contactan. Imagino qué planes tendrán para su preboda, su postboda y su boda en sí. Es un defecto horrible en los humanos, el intentar suponer y predecir aquellos que no conocemos, pero yo siempre lo hago en buena forma. Así como también después de hablar con ellos en persona imagino cómo se conocieron, quién dio el primer paso, y en mi mente construyo su historia de amor a través de lo que me transmiten. Eso me ayuda mucho para tener los ojos abiertos al momento de captar una escena y al final lograr sorprenderlos. Pero esta vez, definitivamente, fui yo quien se llevó la sorpresa…
El día de su boda – Una historia para contar 
 
Todo comenzó de la manera más normal posible. Una ceremonia espectacular, como siempre acostumbran estos eventos. Ella absolutamente divina, y él completamente elegante. Creo que cuando hay un amor tan grande como este es más fácil lograr buenas fotos, de alguna manera eso habla más allá de los sentidos y mi trabajo es captar esos instantes que creemos cotidianos, para mí la vida se detiene segundo a segundo.
Me llamó la atención el significado espiritual que le dieron a la boda y el pacto de ellos como pareja. Todos los invitados nos dimos cuenta que no se unían dos personas, sino dos mejores amigos. Con esto fue inevitable las lágrimas del novio y la novia, y esto fue un detonante para que todos siguieran ese ejemplo, a mi alrededor miraba a todos llorando y con una sonrisa en su rostro, esa es una preciosa habilidad que tiene el ser humano y obviamente yo no podía dejar de captarlo. No solo significa que su historia nos movió algo adentro, significa que eligieron bien a los invitados, porque todos estaban dando su muestra sincera de amor y afecto hacia los nuevos esposos.
Ahora vino mi sorpresa. El baile inicial, esa parte de la boda que es muy solemne y llena de parafernalia en muchos lugares del mundo. Pero esta vez no iba a ser igual, esta vez se casaban “Los locos”, y ahí fue cuando vi a Jorge entrar en una bicicleta imitando el mejor estilo de Carlos Vives. Casi me pierdo en el impacto del instante, disparaba mi cámara entre risas y asombro, y algo de nostalgia porque sabía que estaba pronto el final del evento, pero no el final de la sorpresa porque luego, ellos juntos, como marido y mujer, nos deleitaron a todos con los “místicos” pasos de un reggaeton muy bien bailado. Fue un espectáculo asombroso, y esa noche la luz que brilló no fue de mi cámara, fue de ellos.
Post Boda – El día tenebroso 
Para un fotógrafo de bodas, o al menos en mi caso, el día de la Post Boda es muy exigente, es como el artista que pudo trabajar años en una estatua y sabe que puede dañar todo su trabajo si los detalles finales le salen mal. Las mejores obras no solo nos hablan de grandes ideas, también de grandes finales. Para añadir un poco más de drama a mi estado inicial de expectativa, los novios, por cuestiones laborales, hicieron que salgamos más tarde de lo acordado para hacer estas tomas. Estábamos preocupados, porque creíamos que el tiempo ya no nos iba a favorecer. Pero Dios es bueno con los que son buenos, y nos pintó el cielo con colores asombrosos, más asombrosos de los que hubiéramos conseguido si hubiésemos llegado a tiempo.
Las risas no faltaron. Ni los momentos graciosos. Hice mis tomas tranquilo, sabiendo que trabajaba para dos buenos amigos de ahora en adelante. Y con esos colores en el cielo y esas sonrisas, finalizó otra historia más de amor captada por mi cámara.
Jorge y Marilyn, son unas increíbles personas. Mil gracias por confiar en mi trabajo, en mis manos y en mis ojos. Me siento orgulloso de haber sido el elegido para guardar este bello momento y volverlo eterno. El amor se desborda en sus miradas, en sus acciones, y ser testigo de algo así, no tiene precio.
De todo corazón deseo que Dios los bendiga, y bendiga su unión. Por personas como ustedes es que me llena ser un fotógrafo de bodas.
Date
Categorías
fotografía de bodas